Buscar

La naturaleza transformadora de la Hipnoterapia

Para poder crear resultados poderosos, duraderos y por supuesto rápidos en terapia, es esencial utilizar un método que accese y afecte a la mente subconsciente.



La clave radica en la mente subconsciente, donde se encuentran las emociones, la imaginación, la memoria, los hábitos, la intuición y los instintos. Es además quien regula las funciones autónomas de tu organismo, es la parte de la mente que sueña y es el camino hacia el superconsciente.


Es el verdadero corazón desde donde vivenciamos al mundo y a nosotros mismos. La transformación más significativa, con o sin terapia, resulta al acceso que se tenga a la mente subconsciente.

A través de la hipnosis es que podemos accesar, de hecho, durante los estados de vigilia la única manera de cambiar respuestas emocionales es durante experiencias hipnóticas.


La hipnosis es un estado alterado de la mente, que va más allá de la conciencia ordinaria.

Sin embargo es un proceso natural que puede ocurrir de forma espontánea todos los días. Dentro de la hipnoterapia existen un buen número de posibilidades terapéuticas para transformar a la mente subconsciente. Una de estas posibilidades tiene que ver con el dolor, el cual cambia dramáticamente durante un proceso de hipnosis o de auto-hipnosis. Esta es una de las razones por las cuales se puede aportar un gran beneficio cuando hay emergencias o para dolores crónicos como los derivados de la artritis, dolor de espalda, dolor de cabeza o recuperarse de una cirugía o de una lesión. Un buen hipnoterapeuta, trabajará de una manera holística para obtener resultados duraderos, tratando con el estilo de vida, el estrés, las emociones, los factores de la personalidad, así como con cualquier factor traumático relevante y posibles ganancias secundarias. Existen procesos hipnóticos con métodos de relajación, disociación y visualización que ayudan en el proceso del parto, así como durante el embarazo, pudiendo mejorar las dificultades del primer trimestre como las nauseas matutinas o el miedo al parto.

En niveles más profundos de hipnosis, se puede llevar a cabo una cirugía sin dolor gracias a elementos anestésicos, que también ayudan a controlar el sangrado o la salivación, unas de las innumerables funciones que tiene a cargo la mente subconsciente.

El mejor acceso a las emociones durante la hipnosis tiene muchos usos, es frecuente que las personas después de un trance hipnótico, reporten haber experimentado júbilo, euforia o simplemente plenitud y paz, esto como resultado de las sugestiones post-hipnóticas o métodos terapéuticos utilizados. Estas emociones pueden resultar muy significativas y de gran valor terapéutico.

Por otro lado, se le puede enseñar a la persona a re-entrar en estado de hipnosis para accesar a los recuerdos almacenados durante un examen, o en ciertas circunstancias para mejorar la eficiencia en un trabajo. De esta forma, la persona estará desarrollando habilidades para recuperar recuerdos, cada vez que entre en un trance hipnótico, ya que la sugestionabilidad se verá incrementada, facilitando la concentración y el acceso a los recuerdos.

El efecto de la hipnosis es transformador desde el principio, desde lo bien que te sientes después del proceso, hasta todo lo que se logra modificar desde la mente subconsciente para mejorar tu vida actual en prácticamente todos los aspectos. Lo único que puede resultar de una hipnoterapia es benéfico para la salud tanto de la mente como del organismo, siendo importante hacer a un lado cualquier pre-concepción sobre este tema que te puede alejar de experimentar este maravilloso proceso.



5 vistas0 comentarios