Buscar

La Hipnosis Clínica en el tratamiento del dolor

Actualizado: 1 de ago de 2019

Las técnicas hipnóticas pueden ser administradas en el tratamiento de múltiples tipos de formas de dolor, ya que se ha demostrado su utilidad en el tratamiento del dolor agudo y del dolor crónico


La hipnosis clínica ha demostrado ser una herramienta útil para una amplia variedad de problemas psicológicos y médicos. Una de las áreas de aplicación de la hipnosis con mayor evidencia empírica de su eficacia, es en el manejo del dolor, tanto agudo como crónico, con resultados beneficiosos para el paciente en menos tiempo que cualquier tratamiento tradicional.


En el dolor agudo, me refiero al que se produce como consecuencia de heridas, procedimiento médico y enfermedad. A dolores relacionados con procedimientos odontológicos, tratamiento en quemaduras, cirugías, dolor de parto...

En el dolor crónico, me refiero al que se produce por una herida o enfermedad con el tiempo, a una estimulación nociva repetitiva, que puede implicar un dolor constante en algunos casos, como el dolor oncológico, migrañas y cefaleas, colon irritable, artritis reumatoide, osteoartritis, dolor lumbar, fibromialgia...


Me referiré al dolor crónico y repetitivo, al relacionado con algunas enfermedades donde no remite mejora con ningún tratamiento médico, como sucede con la migraña, enfermedades reumatoides, artrosis o brotes de fibromialgia, donde es frecuente que se recurra a la intervención psicológica... a la hipnosis terapéutica. Cuando el paciente padece un dolor recurrente necesita una intervención que elimine o reduzca su dolor, pero que a la vez, no suponga una reducción de su nivel de actividad, potencie los tratamientos médicos que esté recibiendo y le permita utilizar herramientas propias, de modo que adquiera mayor independencia del médico y aumente su nivel de autoconfianza.


Cuando un paciente acude a consulta, hay que dejar claro desde el principio, que la hipnosis va a ser utilizada, integrada dentro de una intervención terapéutica más amplia y que el empleo de la hipnosis no va a ser algo mágico que en una sesión le elimine por completo su dolor. El procedimiento de hipnoterapia se adecuará a las características del paciente con el fin de facilitar su ajuste a la técnica.


Por otro lado, se debe de evaluar la sugestionabilidad del paciente, para saber si es idóneo respecto a las técnicas hipnóticas, en otras palabras, se debe evaluar la capacidad parar responder a las sugestiones, que conforman lo esencial del procedimiento con hipnosis clínica.


Hay enfermedades que por su naturaleza no se curan, sin embargo, con hipnoterapia se reduce el dolor y otros síntomas que llevan al paciente a tener una mejor calidad de vida.


14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo